domingo, 29 de diciembre de 2013

El agua se describe a sí mismo

El agua se llena de imágenes
vomitando flores
vomitando mi cara
para que coja el vaso
y me hunda en el espejo
que me señala que estoy
detrás del sol
para equivocarme de luz
para equivocarme de estómago
cuando esté descansando con los pájaros 
en mi garganta.

Este poema pertenece a un breve poemario inédito que escribí durante septiembre y que está guardado en mi ordenador.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Me duele la boca

Me duele la boca bajo el agua,
camino con piedras,
los peces no se salvan.

Al quitarles las raspas
no me siento feliz.

He cruzado el puente
y no puedo dejar atrás el viento
que me dice quién soy
en cualquier momento.

Me duele la boca
y el agua tapa mis párpados
y es ahí cuando el viento escucha mi nombre
desnudándome para siempre.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Títulos de posibles poemas comestibles (II)

Violación alimenticia

Frutas podridas en la cama

para recordar que ya no soy una niña

Pescado en pesadillas no contadas a dios


Preguntas retóricas que no alimentan nada.

Ni la tristeza se alimenta a sí misma

Mientras los supermercados están vacíos

haces el amor con tu estómago vacío de nieve

Masturbación en la página 108 manchada de ketchup


Rodillas untadas de nocilla

para celebrar mi nacimiento de luz

Existencialismo en mi plato de espaguetis


Cabezas automedicadas por comer finales empalagosos


Cocino las musas de Ovidio


Intoxicación de claveles en mal estado


Chupetes de caramelo para decorar mi esquela


Inspiración de la anatomía de un colibrí  es morir de ilusión


Asfixia por meter uvas en mis pulmones. Un intento de escribirme

Estómago de ausencia o de niña pálida






martes, 17 de diciembre de 2013

Batido de fantasmas

No me quedan años para dormir.
He cultivado tantos árboles de cenizas
que mi hierro se adelanta al espejo
y no me devuelve el fantasma
cuyo rostro se prostituye solo de día.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Zumo de naranja

Me lo tomo imaginándome a la niña
que no aguantó no respirar 
veinte segundos bajo el agua
mientras a los muertos 
no les duele respirar.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Zumo de tomate

Un cuchillo jamonero
en mi pecho.
Me desangro
y el cerdo me habla de intestinos gruesos 
y me los imagino
colgando de las nubes 
de un crepúsculo,
colgando mi cuello.
Y el cerdo me habla de la luna
y me río,
mis dientes caen sobre mi vientre
y no lo entiende.
Me señala las varices de lo que seré:
una radiografía
en la que se ve un fondo de amapolas
bañadas en lejía.
Y me dice que no sé vomitar
que lo que he estado haciendo
ha sido ladrar a mi padre.

Tercera lista de batidos

Batido de sedantes.

Batido de óxido.

Batido de costuras con la palabra nube
en mis piernas.

Batido de hierro bajo.

Batido de hemorragia nasal.

Batido de trombosis.

Batido de herencia.

Batido de correspondencias.

Batido de araña que hilvana pulmones.

Batido de traumas.

Batido de síndromes de Disney.

Batido de Plath.

Batido de Hughes.

Batido de cuervo.

Batido de betacismo.

Batido de metátesis.

Batido de anestesia local.

Batido de La fase de rubí.

Batido de sinestesia.

Batido de niña-muerte.

Batido de Mickey Mouse.

Batido de amapolas no azules.

Batido de tiroides.

Batido de diabetes.

Batido de silla eléctrica.

Batido de silicona.

Batido de sibilantes.

Batido de coma literario.

Batido de aborto de poemas.

Batido de zapato de papá.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Zumo de piña

Zumo de piña sin colar.
Los pinchos agujerean el sol,
dejan una lluvia solar
en la garganta
y producen úlceras
a quién intenta ser olvido.
Es verano en mi páncreas.
Sed de quién intenta
manchar de adolescencia verbal
mis costillas.

martes, 10 de diciembre de 2013

Zumo de grosellas

Arrancadas están las mejillas del sol.
El sudor duele.
Orgías con cuerpos transparentes.
Arrancadas están las mejillas de la infancia,
masturbando las sábanas.
Todos miran
como mis mejillas se corren.
Yo las miro construyendo
una torre de Babel
sobre mis muslos.
Las lenguas se raspan.
Racimo silvestre.
Inmigran los pájaros
del fruto
para llorar
el universo.





lunes, 9 de diciembre de 2013

Títulos de posibles poemas comestibles (I)

Amapolas fritas

Síndrome de Rapunzel

Tijeras para un estómago cerrado
o gas para un estómago abierto

Cenizas de un pollo hambriento

Sobras de Serbian Film

Saturno también me devoró en un sandwinch sólo
con lechuga

Omnívoros ahogados en el fregadero

Gargantas de emergencia

El universo gotea caramelo

Mi pecho se alimenta de gramática latina

Ophelia se opera de la garganta

Pornografía en mi cicatriz de agua

Tumbas hechas de frutas del bosque

Hombres untados de mermelada de naranja desaparecidos

Soy digestión en potencia

Piernas de azúcar sobre mis piernas de leche

Estómagos de Romeo y Julieta edulcorados

Tarta genital poética

Alimentos literarios no transgénicos

Puré azul 

Poema integral

Sadomasoquismo vegetariano

Dieta a base de haikus

Caníbales muertos por la ingestión de pastillas de Almax

sábado, 7 de diciembre de 2013

Batido de chocolate

Mañanas de barro.
Me lleno
y los gatos huyen de mí.
Mañanas de celo.
Me bebo
y los gatos arañan
mis piernas de dios,
me visten de animal salvaje
desde el silencio.
Sólo quedan vasos
mamando de la enfermedad
y del vacío.
Mañanas de leche.
Me lloro
y los gatos se visten de dioses
sobre mi cara.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Segunda lista de batidos

Batido de erotismo bizantino.

Batido de pies de bailarina clásica.

Batido de faldas de tul.

Batido de sobredosis.

Batido de radiografías de estómago.

Batido de agujas hipodérmicas.

Batido de dioses griegos.

Batido de Judas.

Batido de insomnio absoluto.

Batido de Munch.

Batido de hiperrealismo.

Batido de náuseas literarias.

Batido de Los caprichos.

Batido de Saturno comiéndose sus hijos.

Batido de horno.

Batido de pestañas en el mar.

Batido de laberinto.

Batido de número Pi.

Batido de Noches lúgubres.

Batido de Ariel.

Batido de Electra.

Batido de Baudelaire.

Batido de escarabajo.

Batido de pulsión de muerte.

Batido de surrealismo.

martes, 3 de diciembre de 2013

Batido de manzana

La niña se come una yegua
sangrando su ombligo.
La he llamado
para que se coma mis piernas
para hacer un vestido
de color verde neón
y así parecerme 
el silencio de un bisturí
o la sal que hace inmortal
el mar.
Pero mi cara ya es verde
y mi corazón de vaca,
una ciudad de libélulas.
No sé el color de mi cuerpo.
No sé si soy.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Batido de vainilla.

Luna exprimida.
Sueño no-asfixia.
Andar con los zapatos de mamá.
Ir al médico con los ojos de mamá.
He manchado mis rodillas de talco
para sonar infancia.
Quiero ser leche
en vez de morir como mamá.

sábado, 30 de noviembre de 2013

1ª Lista de batidos

Aquí va primera lista de batidos personalizados. Estoy haciendo más listas y me gustaría que  vosotros me comentaseis vuestro batido personal.

Batido de luz.

Batido de sarampión.

Batido de adolescencia.

Batido de asfixia.

Batido de lavanda.

Batido de habitaciones cerradas.

Batido de suicidios.

Batido de mariposas monarca.

Batido de espejos.

Batido de jaulas.

Batido de infidelidad.

Batido de amnesia.

Batido de comas etílicos.

Batido de homicidios en la piscina.

Batido de corazones que no superan
la edad de los catorce años.

Batido de adjetivos deprimentes.

Batido de crisis de ansiedad.

Batido de anónimos.

Batido de números primos. 

Batido de diptongos decrecientes.

Batido de abejas.

Batido de gargantas del desierto.

Batido de Freud o No Freud.

Batido de insomnio en el cuarto de baño.

Batido de margaritas con estómago.

Batido de ángeles sin tobillos.

Batido de azafrán.


jueves, 28 de noviembre de 2013

Batido de cerezas

Me entierro.
Con saliva o sin ella.
Hay un agujero 
que abre mi estómago hasta el infinito.
Gemelas manchas
u ovarios nutridos 
de apocalipsis y amor neutro,
intentando lamerse la lengua.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Batido de fresa

Quemadura en la costilla.
Riñones azucarados.
Chicles en vez de pulmones.
Floto con las medias fucsia pálido.
Bolígrafo de tinta roja
escupe carne de niña enamorada
o fresa pixelada,
carne comestible,
pecho griposo,
contagio 
o jarabe en el universo.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Jugando con zumos y batidos

Hola. En los próximos días iré subiendo poemas sobre batidos y zumos personalizados con imágenes eróticas, oscuras, surrealistas, esas imágenes no van asociadas con el sabor, ya que he querido hacer unos poemas peculiares  y paralelamente subiré un poema con un listado de tipos de batidos creados de mi mente. La verdad que estoy disfrutando mucho, parezco una niña que hace mezclas raras con la comida. Y es que intento batir y exprimir mis poemas. Un saludo. Hasta luego. :D 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Suicidio en la cocina

En el frigorífico, en la tercera bandeja,
está decapitada la cabeza de San Juan.
Las orquídeas se besan y los tallos se entrelazan,
la luna es una mendiga que pide leche y sangre.
Habla la lluvia en tu piel y no es ácido lo que escupo.
Las hormigas rojas persiguen un rayo de santidad.
Mis labios piden óxido, y yo una felpa de cuchillos.
Con púrpura saludo mi cuerpo.
Tus ojos me saludan como mi futuro enterrador.
Sonrío, debajo de mis pies creceré.
No te preocupes, estoy muriendo 
con los cuchillos restregándome la vena.
La lluvia me empapará y limpiarás la cocina
como el amor y la cadena alimenticia que existieron
entre nosotros o algo parecido.

Este poema pertenecía al primer poemario, pero he decidido quitarlo y añadirlo a este blog.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Rezad antes de cenar

Crucifijos en la cena,
caries en el tiempo,
cíclopes en la sopa.
Nadie se ha ido.
Nadie ha reclamado.
Tengo una quemadura en el codo.
Puedo volar.
No olvides el catéter,
el cristal en la vena.
La gacela agoniza.
Con eyaculación precoz,
Adán desaparece.
Dios imagina por primera vez el asco,
imagina con ibuprofenos
y con un cuchillo jamonero.
Hematíes resbalando sobre el melocotón.
Desnuda ensayando el terror
ahorcada con las piernas de una niña.
Vuelo prematuro.
Necesito tijeras de podar enterradas en tu pecho
mientras María Magdalena
y los siete enanitos se comen la tierra
y degüellan el pescuezo de un pavo real.
El silencio abre mis costillas
y los niños rezan para no renacer.

(Escrito  en 9/11/2013)

viernes, 8 de noviembre de 2013

Susto


Te levantas asustado.
Lo primero que ves
son mis dientes sujetando una tostada
quemada,
intentando vocalizar un lo siento.
Es la forma de que salga
mi estómago,
es la forma de que salgas
de dentro.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Sin cebollas para matarnos.

Hablo de recetas,
de cuchillas de afeitar.

Afrodita habla en pasado
y yo hablo contigo
cuando estás friendo tus calzoncillos,
cuando la luna es pelada como una patata.

Y es que nuestros fantasmas del futuro 
cogidos de la mano
vendrán a meternos
en ollas de acero inoxidable
para que sintamos
gatos en nuestras costillas
mientras los árboles se están calcinando.

Para cuando me corte mal el flequillo
no haga de ti una tragedia
y después coja tus lágrimas
para calentarlas en un microondas.

Mi mandíbula no te sostendrá
porque vendrán las flores a poner raíces
a tus piernas.

Sin recetas,
sin cuchillas de afeitar,
sin cebollas,
me enterraré boca arriba
y  el calor de las piedras morderá mis muslos,
procurando no hablarme en pasado.

domingo, 27 de octubre de 2013

La hora en que nos comemos

Dios me ayudó a poner los ojos
debajo de la mesa,
rebocé mi cuerpo
y ahora lloro por tu cadáver,
y tú lloras porque abro la ventana
para que el viento se desnude para mí.
Me dejas el testamento
para que escriba manzanas infladas,
a punto de explotar,
para que mi vientre lo único que pueda hacer
sea rezar, ver mis rodillas caídas
porque el cielo se coge con los dedos pringados
de huevo.
Con el leve humo del aceite elevándose
sobre mi cabeza,
ha llegado la hora de creer,
ha llegado la hora de comer
y pedir que dios sea una manzana
para que comamos de ella,
aunque te cubra
de espejos en este instante. 

domingo, 20 de octubre de 2013

Palabras cocidas

La palabra blanca,
cocida, pelada.

El agua hierve
y el punto se pega a mí.

La sombra aprende a beber
de mis rodillas.

Es pequeña en un vaso de agua,
cuando la pregunta se hace más grande,
cuando no me puedo cocinar.

La palabra se despega de mí
y el silencio aprende a ser silencio

cuando me estoy haciendo daño
para no llorar más
el hueso,

cuando ya no puedo raspar
mis rodillas con los dientes

cuando la noche aprende

a esconderse de mí.

domingo, 13 de octubre de 2013

No para siempre

La amistad de siempre
se rompió cuando devoraste mis uñas

cuando devoraste al chico
que sabía ahogarse en la piscina,
que sabía pedirme perdón
cuando no le quedaban más lágrimas
que le escocían de verdad,

cuando a mí me escocían
sin necesidad de coger un cuchillo
y de trocear cebollas,
sin necesidad de trocear la luz.

Lo devoraste dejando sus piernas
encima de la mesa.

Las recuerdo escayoladas,
sepultadas en la tierra,
con puntos,
hinchadas por alguna picadura de avispa,
recién operadas.

Lo devoraste sin dejar una gota
de sangre en la pared.
Eso me molestó
eso dejó mi corazón hecho trizas.

En verdad la soledad no es para tanto,
pero lo devoraste cuando estaba a punto
de preguntarme si después de violarme
quería echarle aceite ardiendo.

Y ahora está en mi cocina
con la cara de un bebé sollozando.

¿Cómo me pedirá perdón?

Si el final también nos devora abajo
y nos chupa el dedo índice
porque nos pinchamos
creyendo que una lágrima era como las demás.

No es sana la cura
ni es bonito ver al chico que me quería
con el pulmón derecho que le quedaba,
en la basura, mientras tomo un yogur,
con los rayos de sol dándome los buenos días.

domingo, 6 de octubre de 2013

Hidratación

Hay distintos tamaños de cuchillos
como cabezas dentro de una enfermedad.

Veo las zanahorias cortadas,
y me pregunto cuándo he de trocear el silencio
en partes iguales.

Quiero recordar que mañana cumplen mis manos
y mis lunares me dicen que envejeceré
con dedos de virgen.

Me levantaré con los pies retorcidos,
con la cabeza a punto de ser desnucada
con la mirada al cielo blanco de escayola
buscando almas a las polillas.

Conozco el fondo de mi garganta
que necesita un puñado de sal
para estas grietas:

tiritas azules,
glóbulos rajados,
glóbulos en una cazuela,
con leche para alimentarme en una caja sin zapatos.

Leche para recordarme que el techo blanco
se queda arriba,
y que podría ser un globo algún día.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Sin anillo de boda

He perdido el anillo de boda,
se lo ha tragado el fregadero
creía que llevándolo
podría creer que estabas muerto,
vomitando tu nombre gris
sin piernas.

Y ahora el corazón ve
mis rodillas malgastadas,
mis medias manchadas de mistol
recordando que de pequeña jugué
con el bote del líquido verde
para hacer pompas
y lo que conseguí era
una noche en urgencias.

Y aquí estoy,
metiendo los dedos 
pringados de chocolate en la boca,
haciéndome recordar que el hambre
se parece a tu mano saliendo de la tierra
para señalarme el cielo.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Limpieza

He desconocido el mundo
cuando intentaba limpiar
una mancha de sangre sobre el suelo.

He roto el espejo de mi madre
y he visto mi cabeza rodando por la carretera
volteada por miles de camiones
sin intención de pararse,
acariciándome la horrible calor de las tres.

No se quita,
nada me quitará del medio.
Escupo la mancha de mi cuerpo,
las flores de las cortinas
parecen cortadas para sepultar mis ojos.

Me arden las manos,
la cabeza me da vueltas
empiezo bajar de las nubes
y me doy cuenta de que vivo entre interrogaciones:
caras con garfios,
caras con anzuelos
que me sacan del mar
agarrándome del labio inferior.

El sol siempre está por medio
me asusta pensar
que mi cara está blanca
porque no me acuerdo
de cómo lloré la última vez.

Será porque agonizaba
con estricta seriedad.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Invisibilidad

¿Para qué sirven las lágrimas?
Los platos están sucios
y el grifo no suspira.
No me ves
ni yo te llamo.
Será que el tiempo
nos ha comido ambos
antes de vernos cada uno
en distinta ventana.

**

Coges el tubo del gas,
piensas en asfixiarte
en poner los ojos en blanco
y gritar:
¡No estoy preparado
para devorarme en dos!

**

En el cadalso
me puedes pedir perdón,
con las manos sobre tu cuello,
mientras yo me arrodillo
suplicando al cielo
que tu cuerpo sea devorado
por los gusanos,
ya que será el único amor
que tendrás cuando abandones
la tierra.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Próximo poemario.

He creado este nuevo nido para dar origen mi poemario, no sé si tercero o cuarto ya que me quedé estancada haciendo otro. Este surgió por el título de un poema inédito, ya leyendo mi blog, reflexionaba en los últimos poemas publicados y me preguntaba por qué no hacer un poemario con tragedias eróticas. A ver no serían poemas tan trágicos, pero sí con un toque erótico y en torno a la cocina o no. No sé cómo saldrá. Estoy ilusionada de desarrollarlo, ya el resultado no sé cómo será, espero no estancarme como en el otro. Creo que será lento el proceso, cada semana si me es posible colgaré uno, dependiendo de cómo lo esté haciendo. Lo titularé como el título de este blog. Estoy frotando las manos para ver cómo saldrá. Un saludo.Y bienvenidos.